Gregorio Manzano: un jiennense de Bailén en la élite

Gregorio  Manzano Ballesteros (Bailén 1956). Manzano, tras un largo y brillante periplo por el fútbol español,  se ha convertido en uno de los más acreditados “exploradores” del novísimo fútbol chino.

Antonio Oliver.- Es el primer técnico español que entrenó en la SuperLiga de aquel país. China daba los primeros pasos hacia la consecución de un marco en el que los jugadores foráneos dejaran de ser viejas glorías en su recta final, para optar a futbolistas en plena vigencia de facultades y juego. Gregorio Manzano vivió ese proceso. Llegó y logró, al margen de objetivos con su club, ser nominado en todas las temporadas a mejor entrenador de la SuperLiga china. Ganó ese título en su primera campaña al frente del Beiijing. Pudo ser Seleccionador de China en el Mundial de Rusia pero no alcanzó un acuerdo en los tiempos del contrato. Ante su negativa la Federación China ofreció el cargo a Marcelo Lippi.

Antes de llegar ahí, Gregorio Manzano, atravesó un largo camino que le ha llevado a marcar números impensables entonces, para un educador que se cruzó con los banquillos de fútbol en Santisteban del Puerto (Jaén). Su historia como entrenador se puede contar y entender muy bien con números y con algunos nombres.

Su trayectoria habla del trabajo realizado, de logros importantes con equipos donde la mano del entrenador cambia cosas y de experiencias que solo el fútbol puede dar. En competición no profesional ha dirigido 427 encuentros. Logró dos  ascensos. A Tercera División con el Iliturgi y a Segunda B con el Real Jaén CF. Pasó, además de por Santisteban del Puerto, por el Villacarrillo CF; Iliturgi ; CD Villanueva; Úbeda CF; Real Jaén CF; Martos CD; Talavera CF y CD Toledo.

En el fútbol profesional ha dirigido 15 temporadas en España y cinco en China. Ha conducido a sus equipos en Primera División, Segunda División y SuperLiga en un total de 684 encuentros. Real Valladolid; Racing de Santander; Rayo Vallecano; RCD Mallorca; Atlético de Madrid; Málaga CF; SevillaFC; Beijing Gouan; Shanghai Shenhua y Guizhou Hengfeng Zhicheng. Sumando las dos cifras Gregorio Manzano tiene a día de hoy, 1111 partidos dirigidos en todas las categorías.

Ha salvado a equipos, ha mejorado el estado deportivo de muchos y ha protagonizado situaciones de un alto valor simbólico unas veces y de un valor real y casi milagroso en otras. El balance es muy  positivo. Sin embargo hay hitos en la carrera del entrenador bailenense que merece la pena  anotar de forma especial. 

En Primera División hay un equipo que ha vivido de la mano de Gregorio Manzano situaciones idílicas. El RCD Mallorca y Manzano se unieron para escribir momentos épicos y alegrías que ya son historia en la Isla y en el club que lleva su nombre. Salvó al RCD Mallorca de un descenso cantado. Lo tuvo en Europa durante 38 jornadas. Solo un gol del sevillista Rodri en el tiempo añadido frente al Almería, evitó que aquel Mallorca “de autor” se clasificara para jugar la Champions Ligue. Con Manzano, el RCD Mallorca ha ganado en la misma temporada en campos tan emblemáticos como el Santiago Bernabéu, Nou Camp, Mestalla, San Mamés y Ramón Sánchez Pizjuán. La gesta más notable del maridaje Manzano-Mallorca, fue la consecución de la Copa de su Majestad el Rey en la temporada 2002/2003. El Mallorca en el que Manzano dirigió a Ariel Ibagaza, Walter Pandiani o Samuel Eto’o se impuso (3-0) al Recreativo de Huelva, que entrenado por Lucas Alcaraz, había realizado también una brillantísima Copa del Rey.

El debut en competición continental le llegó a Gregorio Manzano sentado en el banquillo del Sevilla FC. Partido de Europa Ligue en Alemania frente al Borussia Dormunt. El Sevilla FC se impuso al conjunto alemán en el debut europeo de su técnico (0-1).

Los números de Manzano explican su carrera y son los más eficaces para adjetivar su trayectoria pero, además de estos números, tiene una línea paralela a la que siempre ha sido fiel. Sus palabras la definen a la perfección: “Pese a tener casi 700 partidos dirigidos en el fútbol profesional no olvido nunca de dónde vengo. Da igual el tiempo que pase. Tengo muy claro que el máster de “fútbol humilde” que hice en la provincia de Jaén, es la base que ha sostenido todo lo demás. Recuerdo muchas veces el esfuerzo de compañeros, jugadores, directivos y la pasión y el cariño de los aficionados de los pueblos por los que he pasado”. Esas palabras son recurrentes cada vez que a Manzano se le pregunta por su carrera. Siempre hace mención especial al factor humano del fútbol modesto. A lo largo de su carrera tuvo presidentes muy singulares y ha dirigido y se ha enfrentado a grandísimos jugadores y técnicos. Eto’o, Fernando Torres, Jose Mourinho, Pep Guardiola, Marcelo Lippi, Jesús Gil, Teresa Rivero o José María del Nido, son algunos nombres con los que ha compartido fútbol, experiencias y vida. A veces circular por esas cornisas del fútbol, más pegadas al cielo que a la tierra, provoca amnesia. No es el caso. Gregorio Manzano, que ahora mira el fútbol con la tranquilidad que da el haber dirigido más de mil partidos, tiene claramente marcado en su hoja de ruta el camino por el que llegó y por el que, cada vez que lo llaman, vuelve para demostrar que la clave del triunfo más importante, el personal, es no perder la memoria e impedir que el éxito te reinvente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s